• portadorsalbici1

    Portadorsal bicicleta

    De todos los mecanismos y sistemas para sujetar el dorsal a la bici, este es -para mí- el mejor que he encontrado. Se trata de un portadorsal que va sujetado a la tija de la bicicleta con una simple goma, sin necesidad de desmontar puentes de freno u otras historias mecánicas. Simple, fácil y portable de una bici a otra en cuestión de segundos.

    Este portadorsal está compuesto de dos piezas muy simples: la base donde sujetar el dorsal, y la abrazadera que no es más que una goma semi-rígida que nos permitirá sujetar la base a la tija sin que apenas se mueva.

    Seguir Leyendo

  • cinturon_portadorsal_pinzas2

    Cinturón portadorsal con pinzas

    Hasta no hace mucho, pensaba que poco más se podía hacer con un portadorsal, al fin y al cabo, un portadorsal no es más que un complemento necesario y obligatorio para triatlón, basado en una goma elástica más o menos estética y con más o menos dibujitos en ella.

    Siguiendo la máxima que dice “todo en esta vida se puede agrupar en dos” llego a la fácil conclusión que también se puede aplicar a los cinturones portadorsal: los que simplemente sujetan el dorsal y los cinturones portabotellines que además, sujetan el dorsal :-)

    El caso que me ocupa en este artículo es el de un portadorsal ligeramente distinto y que encajaría en las dos categorías mencionadas con anterioridad, ¿Innovador? No, simplemente distinto pero muy útil. Se trata de un portadorsal dispuesto de dos pinzas -como las de toda la vida de los tirantes- y permite sujetar el dorsal sin la engorrosa necesidad de tener que hacer dos agujeros a última hora -previo encontrar unas tijeras o pequeña navaja-, con el consecuente riesgo que se rompa y los nervios irrumpan cuando menos los necesitamos.
    Seguir Leyendo

  • checklist-triatlon

    Checklist Triatlon

    ¿Cuantas veces has llegado a la competición y en la misma zona de boxes te has percatado que has olvidado algo de material? A mi, ¡muchísimas!

    A pesar de la experiencia que voy acumulando con el paso del tiempo, dejarme “algo” era prácticamente inevitable y que me sucedía de manera recurrente en casi todas las competiciones; cuando no era el chip, era el portadorsal de la bici o la crema anti-roces para el neopreno; hasta que finalmente me hice un listado al más puro estilo “lista de la compra” para liberarme mentalmente de ese estrés innecesario antes de competición.

    Este listado de material o checklist -como a mi me gusta llamarle- lo he ido perfeccionando con el paso del tiempo, por ejemplo: he añadido un espacio para poner mis objetivos según segmento incluyendo las transiciones. ¿Por qué? Pues tan simple como que tener objetivos antes de una competición (por muy amateurs que seamos) es importante, todos necesitamos una referencia o guía de por dónde queremos ir el día de la competición, y más aún cuando se acerca el “objetivo A” de la temporada para el cual te has estado preparando a consciencia.
    Seguir Leyendo

  • Desempolvando_neopreno

    Preparando el neopreno

    Llega la temporada de triatlones y de nuevo toca enfundarse en el traje de neopreno. Así que como casi siempre, y sin test previo, llega el día de la competición y nos ponemos el traje bajo el agradable recuerdo de la última competición de la temporada pasada, pero…¿Qué ocurre? ¿De repente se ha reducido el tamaño del traje? ¿Soy yo que me he engordado? No, nada de ello ha ocurrido, ni el traje se ha reducido de tamaño ni yo me he engordado…bueno, quizás esto último si :-(

    Lo que ocurre en realidad es que el neopreno sufre una “pequeña modificación” debido a la falta de uso durante el invierno. Modificación que siguiendo la recomendación de un auténtico del triatlón como es Emilio De Soto (ex-triatleta PRO y fundador de la conocida marca que lleva su nombre) será fácil de solucionar.

    A continuación transcribo (previo permiso) el motivo del por qué ocurre esta “reducción de tamaño” y su recomendación para recuperar las buenas sensaciones con tu traje de neopreno.
    Seguir Leyendo