GRID-1

GRID: El indiscutible Foam Roller

Este artículo podría empezar como uno de aquellos anuncios de teletienda norteamericana que emiten a las 3:00 de la madrugada…”¿Sufres dolores musculares y no puedes visitar a tu fisioterapeuta cada semana? ¿Necesitas desbloquear tu espalda o descargar tus gemelos después de la sesión diaria de entrenamiento?“…y así, en dos frases creo que rápidamente nos podemos hacer a la idea de lo que es un Foam Roller y más concretamente el GRID de Trigger Point.

Pero antes de entrar propiamente en el producto, dejadme hacer una breve reseña de la historia de este producto. La suite de productos Trigger Point fueron creados por un deportista amateur como muchos de los que a menudo os dejáis caer por The Next Race, es decir: triatletas, ultrarunners, corredores…pero con una peculiaridad, y ésta es que Cassidy Phillips -así se llama el fundador de la compañía- fue diagnosticado de fibromialgia y así fue como empezó a investigar acerca de como calmar el dolor provocado por esta enfermedad y seguir su nivel de entrenamientos como cualquier otro deportista.

Y fue en 2002 cuando después de mucho investigar y desarrollar el producto fundó Trigger Point Performance, y hasta hoy en día, donde sus productos son utilizados por diferentes perfiles de deportistas profesionales como Peter Reid o Linsey Corbin o amateurs como tu o yo.

En qué consiste el GRID de Trigger Point?

El GRID es un cilindro recubierto por una espuma de alta densidad la cual está estructurada según zonas de distrodensity, un concepto patentado por la propia compañía y que simula la aplicación del masaje según necesidades, consiguiendo así la relajación y dilatación de la musculatura.

  1. Las zonas de grandes cuadrados ejercen el efecto del masaje realizado con el antebrazo o palma de la mano.
  2. Mientras que las zonas de cuadrados pequeñitos y concentrados, simulan el masaje realizado con la punta de los dedos para conseguir llegar a los puntos que requieren más presión o pequeñas zonas afectadas.
  3. Y por último, los rectángulos simulan el masaje realizado con los dedos y los pulgares.

Cómo se debe utilizar?

El uso del producto es muy simple, tan solo basta con dejarse deslizar sobre el rodillo buscando las zonas contracturadas o congestionadas debido a la acumulación del trabajo físico.

GRID-4

Al principio, la sensación es como si el GRID no ejerciera ningún tipo de acción sobre los músculos, pero al cabo de muy pocos minutos y después de deslizar la zona afectada sobre el rodillo, uno empieza a sentir como la musculatura se va relajando.

La pregunta que alguien se puede hacer es: ¿cómo sabré si lo estoy haciendo bien? pues es muy fácil, pasados esos minutos de primer deslizamiento sobre el rodillo, empezaremos a sentir un ligero dolor. Dolor que no es nada más que el masaje en profundidad que ejerce cada una de las zonas (1, 2 o 3) del rodillo sobre el grupo muscular que estaremos tratando, el efecto es inequívoco y banal.

Cuadriceps, femorales, gemelos, piramidal, lumbares, zona media de la espalda…son algunas de las zonas que acostumbran a sufrir después de nuestras sesiones de carrera, ciclismo o incluso natación y ahí es donde el GRID nos puede ayudar muchísimo.

Dependerá del propio usuario para dedicarle más tiempo a una zona u otra, así como de las “debilidades” musculares de cada deportista y/o lo que uno se conozca. Como siempre, el sentido común funciona a la perfección en este caso, y es que al deslizar la zona afectada de manera progresiva, el usuario notará como el músculo o grupos musculares a tratar, van recuperando su flexibilidad y elasticidad a la par que desaparece el dolor.

El GRID a test

Cuando me ofrecieron la posibilidad de probarlo, la rechacé. Pensé que era el típico Foam Roller con algo más de marketing -como la inmensa mayoría de productos norteamericanos- que no algo que me pudiera aportar ese plus en cuanto a relajar la musculatura después de las intensas sesiones de carrera y ciclismo, así que pensé que no me aportaría nada y me volví por donde había venido.

Pero cada vez que me encontraba con ellos, por una razón u otra acababa saliendo la palabra Trigger Point, el alto nivel de satisfacción de los clientes y el éxito que estaba teniendo en Estados Unidos, así que sucumbí a la sugerencia/consejo y me llevé un GRID para casa.

DCIM100GOPRO

La razón por la cual cambié mi opinión al respecto fue básicamente por dos motivos:

  1. Buscando en la red encontré un montón de vídeos e información que me hicieron reconsiderar mi primera decisión de no aceptar el test del producto. Si ponéis la palabra Trigger Point en google, encontraréis vídeos profesionales y caseros de ejercicios para trabajar las diferentes zonas del cuerpo y la verdad es que si le echáis un vistazo creo que os gustará. Incluso llegué a pensar: como no se le ocurrió antes a nadie?
  2. Y la más banal de todas, porque yo sufro un montón de congestión de gemelos, cuadriceps y piramidal, y como las cosas no están para pasar por mi físio cada dos semanas, así que pensé que si iba bien podría ayudarme a dilatar mi habitual visita al fisioterapeuta.

Y la verdad es que la intuición no falló. Hoy en día utilizo el GRID después de prácticamente cada sesión de entrenamiento. Mi principal punto débil son los gemelos y el poplíteo que me lo lesioné durante mi segunda participación en el Marathon des Sables, así que si no me lo cuido tiendo a recaer con facilidad, en especial si acumulo muchos kms sobre asfalto, y el GRID aquí me ha dado muchísima calidad de vida.

No obstante, debo decir que si bien el GRID es un producto excelente, no sustituye al trabajo que pueda realizar un fisioterapeuta o masajista profesional.
 

Albert Zorrilla "Foxy"

Amante incondicional del deporte al aire libre y entusiasta del uso y disfrute de todo tipo de gadgets deportivos. Ferviente defensor de la comida sana y natural como estilo de vida. Albert es Editor-in-Chief de The Next Race y Finisher de MdS, UTMB, IRONMAN...

Lee otros artículos escritos por .

Otros artículos

Escribe tu comentario. Por favor, se constructivo y educado. Gracias.