newton_gravity

Natural Running: Adaptación a las zapatillas Newton

El concepto de natural running además de su potencial incremento de velocidad –practicando la técnica adecuada-, me hacían pensar un día tras otro en probar las Newton, pero leyendas urbanas y comentarios acerca de lesiones (demasiado a menudo poco fundamentadas) me alejaban de algo que me apetecía muchísimo probar; así pues, dos años después de continua seducción, mi mente estaba 100% convencida en darle una oportunidad a las Newton.

Y dicho y hecho. El pasado 10 de Noviembre me calcé por primera vez unas Newton, concretamente las Newton Gravity. El objetivo estaba perfectamente identificado: tres meses de adaptación y si todo salía según lo previsto, correr el Medio Maratón de Barcelona con ellas.

Pero empecemos por el principio…

¿Por qué insistir en mejorar la pisada?

Esta es una pregunta que a menudo mucha gente se hace. ¿Vale la pena invertir tiempo practicando técnica? Personalmente lo tengo muy claro: Sí. No solo vale la pena, sino que bajo mi punto de vista, es interesante para todos los apasionados del running.

Al igual que invertimos tiempo y dinero en clases de natación para ser más hidrodinámicos o haciendo un bikefitting para mejorar la posición sobre la bici con el propósito de aguantar el máximo número de horas en posición aero, ¿por qué no invertir tiempo en mejorar la pisada?

Si mejoramos la pisada correremos más rápido, ¡seguro! ¡por pura física!, independientemente de la marca de zapatillas que usemos, seremos más eficientes en la carrera a pie, un segmento en el que sufrimos especialmente los que practicamos triatlón de larga distancia.

Como dice Álvaro Rancé, con la generación de estímulos de manera constante y repetida, conseguiremos interiorizar de manera natural la postura, así como la fase de aterrizaje e impulso, y poco a poco y sin apenas percatarnos, lo aplicaremos en los entrenamientos y en competición.

Otra pregunta habitual en los foros en los que me muevo es: ¿Pero para qué insistir en la técnica de pisada si cuando vas cansado la pierdes? Es cierto, pero si practicamos de manera habitual esa generación de estímulos, iremos aumentando el kilometraje de pisada correcta versus la incorrecta y seremos más eficientes. Visto desde otro ángulo lanzo la siguiente pregunta: ¿Quieres correr técnicamente bien los primeros 20-25kms de un maratón o te resulta indiferente? Una vez más, mi respuesta es evidente.

Innovación

Bajo mi punto de vista, hoy en día son pocos los productores de zapatillas que innovan más allá de tejidos para el upper. Las grandes marcas siguen con sus sistemas de amortiguación de casi siempre (Air Zoom o GEL, por nombrar los más conocidos), lo cual no significa que no funcionen, pero bajo mi punto de vista cualquier innovación merece especial atención.

Y la realidad es que en los últimos 5-10 años, pocas son las compañías que han innovado y que además han sido capaces de llevar su innovación a producción (parece fácil pero no siempre ocurre); dicho esto, estaremos casi todos de acuerdo en que las siguientes marcas han sido claros ejemplos de innovación:

  • Newton con los lugs metatarsianos (Metatarsal Stretch Panels) y su Action/Reaction Technology.
  • ON con el sistema de nubes (Cloud).
  • Adidas y su Boost.
  • HOKA y su concepto de suela XL (Midsole Geometry).

Así pues, si te gusta evolucionar, probar y comparar, te resultará difícil no ceder ante cambios tan importantes (y a menudo, radicales) que estos fabricantes han puesto a nuestro alcance.

Profundizando en la tecnología Newton

Sin ninguna duda, si hacemos un focus group y preguntamos por las Newton, lo primero a lo que harán referencia –casi con total seguridad- es a los lugs. Es evidente que los lugs metatarsianos son lo más destacado visualmente de estas zapatillas, pero no únicamente donde se ha invertido tiempo e investigación hasta llegar al producto final que hoy todos conocemos.

Si despiezamos la suela de unas Newton, encontraremos lo siguiente:

newton_parts

  • Lugs metatarsianos (Metatarsal Stretch Panels): Corresponden a la zona central de la pisada (midfoot).
  • Talón: Pieza independiente construida en EVA.
  • Mediasuela: De doble densidad EVA y dureza media.
  • Membrana (Action/Reaction Technology): Placa que gracias a su flexión permite aplicar la 3ª ley de Newton acción-reacción y ayudar en el impulso.
  • Placa Sensorial (Biomechanical Sensor Plate) construida en TPU. Esta placa tiene doble función: a) Simular una superficie dura/rígida para, mimetizar y transmitir las sensaciones del terreno, y b) dar soporte a los metatarsos para facilitar la estabilidad.
  • Pieza de EVA: Independiente de la mediasuela y el talón para dar más flexibilidad y movimiento al talón.

En la siguiente fotografía se puede apreciar en todo detalle la ubicación de la Placa Sensorial (véase círculo rojo) en la parte superior de la mediasuela y muy cercana al contacto con los metatarsos, así como la membrana Action/Reaction entre los lugs y la placa.

sensor_plate

Sin duda, estos tres elementos (lugs, placa sensorial y membrana) son el factor diferencial de estas zapatillas frente al resto de sus competidores.

¿Cómo empezar a correr con Newton?

Antes de seguir, me gustaría destacar que este artículo está basado en la experiencia personal y ayuda de profesionales, con lo cual, lo que describo a continuación no es más que el resultado de completar el test que me propuse para llegar al Medio Maratón de Barcelona en condiciones óptimas de adaptación y poder correr 21kms de asfalto sin sufrir lesiones ni molestias durante el proceso ni tampoco en carrera.

Realizadas las pertinentes consideraciones, ahí va lo que yo considero los cinco puntos esenciales para iniciarse con Newton y el natural running.

1. Tú a la tuya

Si has llegado a la conclusión de que sí o sí quieres probar a correr con unas Newton (por la razón que sea), no dejes que nadie te quite la ilusión. Todos hemos oído de alguien o amigo de ese alguien que se puso unas Newton y estuvo seis semanas sin poder correr por fractura de extensores, fascitis plantar, lesión por estrés…y un largo etcétera. Es cierto que hay gente que se lesiona al calzarse unas Newton (luego veremos el por qué), pero también hay muchísimas leyendas urbanas que corren por ahí sin base fundamentada; solo tú podrás experimentar en primera persona si eres capaz de adaptarte o no.

2. Busca ayuda

Para mí es fundamental buscar a alguien que haya pasado por un correcto proceso de adaptación con Newton, ¡y que crea en él! Encontrar un cómplice que te pueda enseñar ejercicios de técnica será clave para tener una adecuada entrada en el mundo Newton. AVISO: No sirve alguien que se haya calzado unas Newton y haya empezado a meterle kms sin tener en cuenta ejercicios técnicos, bien sea porque es una persona que tiene un estilo de carrera perfecto de manera innata, o porque se encontró bien desde el primer momento y jamás ha practicado técnica. También decir que los vídeos pueden ayudar, pero no hay nada como tener a alguien cerca de ti que pueda explicarte de primera mano como empezó.

En mi caso yo eché mano de Álvaro Rancé, mi entrenador personal y embajador Newton. Álvaro es conocido –entre otras cosas- por su minucioso y detallado conocimiento técnico sobre cada una de las disciplinas del triatlón, además de su capacidad docente. Así pues, me puse en sus manos para una larga sesión de técnica, estructurada en dos grupos:

  • Analizar el estilo de carrera para detectar todo lo que debería mejorar.
  • Ejercicios específicos de estimulación para conseguir poco a poco mejorar la pisada y como consecuencia adaptarme a Newton.

De allí salí (además de agotado), con deberes. Desde ese día, cada sesión de running empieza con 10min de calentamiento seguidos de 10min de técnica de carrera antes de la serie principal sea la que sea; estamos hablando básicamente de ejercicios posturales y de estimulación de pisada (ver vídeo al final del artículo). Hay días en que paso los ejercicios al final de la sesión, pero siempre los hago, como mínimo una vez por semana.

3. Terrenos regulares y estables

La sensación de inestabilidad al calzarte unas Newton por primera vez, es casi inevitable. Si has trabajado poco la propiocepción puedes todavía sufrir algo más esa “inestabilidad” provocada los lugs; nada que no se pueda –y deba- entrenar.

newton_action

La manera de minimizar esa sensación (al margen de trabajar ejercicios específicos de propiocepción) es huir de terrenos irregulares, busca asfalto o –idealmente- un tartán, sobretodo en la fase inicial. El terreno irregular o tipo pista con pequeñas piedras provocará que pierdas la sensibilidad que requieren las Newton y podrías llegar a la conclusión o que no te aportan nada, o simplemente que vas en constante desequilibrio acabando con extrañas sensaciones.

A medida que vas avanzando en el proceso de adaptación, esa sensación va desapareciendo progresivamente hasta que de repente un día pensarás que los lugs se han desintegrado; sin ningún tipo de dudas, ese momento significará que estás en el buen camino y llegando a la fase final de adaptación.

Aprovechando la hipérbole relativa a la “desintegración de los lugs” comentar que la durabilidad general de la zapatilla es muy muy buena, y muy en especial la de la suela, al menos en el modelo Gravity.

4. Mejor en pequeñas dosis

Como ansias que soy cuando tengo algo nuevo entre manos, lo primero que hice para probar, fue un test de 2×4000 en la CDLA (Carretera de las Aguas, Barcelona), sin calentamiento ni hostias, como a mi me gusta; ERROR. Grave error porque una de las cosas que he aprendido durante este proceso de adaptación, es el de introducirse progresivamente y en pequeñas dosis; fundamental para evitar disgustos y concluir con un proceso de adaptación adecuado.

Para mi, lo ideal de correr en un tartán es que puedes hacer tu entreno con las zapatillas habituales y luego calzarte las Newton para los últimos 10min y poco a poco (con el paso de los días y los ejercicios), incrementar el número de minutos con ellas, por ejemplo: 10min las dos primeras semanas, 15min las dos siguientes, 20min, y así sucesivamente.

Como probablemente habrás oído, no es para nada recomendable calzarse unas Newton y pegarse 15kms el primer día. ¡Cuidado! Eso no significa que haya gente que se adapte sin problemas, pero si has sondeado el “mundo Newton”, sabrás que ese no es el método adecuado.

Debo decir que mi proceso de introducción y adaptación a Newton ha sido el más tedioso de todos hasta ahora.

Es una zapatilla que requiere cabeza. Una vez superada la fase de adaptación progresiva (que a mi me ha llevado entre 6 y 8 semanas) ya está, el disfrute está garantizado.

Es muy importante no dejarse llevar por las ansias ni las ganas de querer meterles kms porque lo puedes pagar caro y sería una pena.

IMPORTANTE: Ideal empezar con el proceso de adaptación en pre-temporada, lejos de competiciones. Una adaptación progresiva y suave será clave, por lo tanto, elije el momento adecuado y olvídate de retos y tiempos.

5. Cuida tus músculos

Un elemento que para mí ha sido clave en la recuperación muscular ha sido el uso de un Foam o Grid.

Casi con total seguridad sufrirás congestión de sóleos y gemelos a lo largo del proceso de adaptación, es por ello que te funcionará muy bien -después del entrenamiento- deslizar los gemelos, sóleos, tendón de Aquiles e incluso tibial anterior por el Foam para reducir las molestias que en una fase inicial aparecerán.  Verás que los estiramientos no te aliviarán las molestias, y en cambio, con un Foam y tan solo 5-6 min por pierna será suficiente para reducir las pequeñas contracturas y dejar los músculos listos para la próxima sesión.

triborye

 

Final del proceso de adaptación y test definitivo

Después de casi ocho semanas de ejercicios específicos, entrenos concienzudos, masajes y convencimiento personal, corrí el Medio Maratón de Barcelona con las Newton Gravity consiguiendo mejorar mi marca personal y acabarla en 1:20:52.

Contento por cumplir con mi doble objetivo personal: adaptarme a las Newton y mejorar mi mejor tiempo. Añadir también que durante el proceso también corrí un 10K y también conseguí mejorar mi tiempo.

  • ¿Cuánta mejora en mi tiempo corresponde a las zapatillas y cuanto a mi performance físico y técnico? Sinceramente, no soy capaz de pronunciarme.
  • ¿Me hicieron correr más rápido? Quizás.
  • ¿Corrí más motivado? Sí, con total rotundidad.
  • ¿Mejor técnicamente? Es muy probable, como mínimo los 15 primeros kms :-)

Pero quizás, lo más importante de todo (por delante de resultados y sensaciones) es lo mucho que disfruté con este test y lo contento que estoy de haber incorporado a mis entrenamientos sesiones de técnica de carrera a pie para ir consolidando esos estímulos que seguro tarde o temprano interiorizaré.

¿Y ahora, qué?

Hoy en día realizo todas las sesiones de intervalos o series con Newton así como competición, y cuando hago tiradas de recuperación me calzo unas Asics Hyperspeed 5 para variar un poco. Siendo la Hyperspeed una zapatilla excelente, debo admitir que hay una diferencia muy importante entre estas y las Newton, principalmente por la sensación de impulso que transmiten los lugs y la membrana interior. Lo más parecido que he encontrado a las Newton en cuanto a sensaciones en la fase de impulso, ha sido con las ON y sus clouds, en especial las Cloud Racer que considero son una zapatilla espectacular.

Dejo un vídeo demostración de Álvaro Rancé con ejercicios de técnica de carrera.


 

Albert Zorrilla "Foxy"

Amante incondicional del deporte al aire libre y entusiasta del uso y disfrute de todo tipo de gadgets deportivos. Ferviente defensor de la comida sana y natural como estilo de vida. Albert es Editor-in-Chief de The Next Race y Finisher de MdS, UTMB, IRONMAN...

Lee otros artículos escritos por .

Otros artículos

Escribe tu comentario. Por favor, se constructivo y educado. Gracias.