UM_Hawaii

Ultraman World Championships Hawaii 2015

El pasado 27 de Noviembre participé en el Ultraman World Championships que se celebra en Hawaii. Os seré muy sincero, contento por acabar esta dura prueba, pero un poco decepcionado por mi doceavo puesto en la general. Era mi 4ª participación en esta distancia y contaba con  la experiencia de conocerme los circuitos de hace 2 años y como consecuencia me exigí mucho más, ya que este año me había dedicado en cuerpo y alma a prepararla, pero todo tiene un por qué.

Viajé 10 días antes de la carrera para intentar adaptarme lo antes posible al clima y la diferencia horaria.  Aprovechando al máximo los días de tappering para descansar y hacer los últimos entrenos en horas de máxima calor de forma progresiva. La verdad es que a diferencia de otras ocasiones,  conseguí aclimatarme muy bien, intentando comer lo mejor posible y evitar al máximo las tentaciones alimenticias americanas :-) y digo al máximo porque alguna hamburguesa doble cayó.

El día antes de la carrera se convoca un briefing donde se presentan uno a uno todos los participantes y se hace una foto de grupo. Fue en ese momento, donde me di cuenta de que estaba equivocado, tenía controlado a 4 o 5 participantes con mucho nivel, pero la verdad es que no eran 5, ¡eran 10  competidores de mucho nivel!. Me iba a tocar sufrir mucho más para poder hacer un buen papel.

DCIM100GOPROGOPR2276.

Una vez finalizado el evento, era momento de ir al apartamento para acabar de prepararlo todo, concentrarse y dormir lo antes posible, ya que a las 4:00am sonaba el despertador.

Día 1: 10 km natación + 145kms bici con 2.550m de desnivel

4:00 am Suena el despertador, tenemos 2h30m antes de empezar la prueba de natación. Como siempre, desayuno muy suave a base de plátano y 2 tostadas con aguacate y pavo, no me gusta tener la sensación de pesadez en la barriga.

Llegamos a Kailua Pier  y nos encontramos el peor escenario, un mar muy movido con un oleaje que me preocupaba. Los nervios empiezan a aparecer, hay que transformarlos en adrenalina e intento no pensar en las olas.

6:20 am Me despido de mi fiel compañero, mi hermano y me dirijo hacia el agua. Abrazos, saludos y deseos de buena suerte con el resto de participantes antes de empezar.

6:30 am Clavadas y suena la bocina de salida. Mira que tenemos espacio para solo 40 atletas y los primeros 200 metros parecía que fuéramos 500. Sufriendo golpes de pies, tortas, hasta que cojo ritmo y mi kayak se pone a 10 metros a mi lado. A los 15 minutos pudimos disfrutar de una bella salida del sol. Me encuentro muy cómodo y con buenas sensaciones, en ningún momento se me pasa por la cabeza el marearme y voy  siguiendo mi plan de parar para hidratarme cada 20 min.

Sabía que cuanto más rato estuviera en el agua, el mar se enfurecería más y yo haría lo mismo, enfurecerme con él

A la 1h20m más o menos y con 5kms ya recorridos, mi kayaquista, me canta que vamos entre los 10 primeros, inyección de motivación pero a partir de ese instante es donde empieza mi agonía.

UM_Hawaii-3

Cada vez las olas son más grandes, me movía como una peonza, y  empecé a marearme. Me movía más y más, si a eso le sumamos unos buenos tragos de agua de mar obtenemos un fatal resultado, me empezaron a venir arcadas. En cada brazada me sentía peor hasta que empecé a vomitar. Intento seguir avanzando pero cada vez que meto la cabeza dentro del agua me vienen más arcadas, intento hidratarme bien pero a los pocos minutos vuelvo a vomitar y cada vez me sentía peor. Sigo avanzando como puedo nadando en crol y braza, solo quiero salir de allí dentro porque sabía que cuanto más rato estuviera el mar se enfurecería más y yo haría lo mismo, enfurecerme con él.

Por un momento se me pasó por la cabeza pedir que me libraran de esa agonía, pero intentaba pensar en todas las personas que me habían apoyado y en los duros entrenos de este año para no abandonar, me había preparado específicamente para ello.

Me siento muy mal, pero Tim me anima diciéndome que ya se ve la última boya a menos de 1km. Es como un soplo de aire fresco, hago un intento de apretar pero vuelvo a vomitar. Volvemos al crol-braza para no marearme más ¡¡pero que calvario!! Llegamos y giramos la boya, solo 800 metros para finalizar. Parece que el mar me da una tregua al entrar en la bahía, intento volver a buscar sensación de nado, pero la cabeza me da vueltas y vueltas, hago lo que puedo por llegar aunque se sigue repitiendo todo y vuelvo a vomitar.

Por fin pongo pie en tierra con un tiempo de 3h29m, consiguiendo un puesto 24 en la clasificación provisional. ¿Sinceramente? Para mí una gran decepción, pero al menos he llegado y estoy fuera del agua.

UM_Hawaii-4

Me tienen que ayudan a llegar a la zona de transición, estoy tan mareado que no tengo fuerzas. Me visto con el equipamiento de bici, pero soy incapaz de andar y menos de pedalear. Decido ser prudente y quedarme sentado a ver si se me pasa. 15 minutos más tarde me encuentro mejor y decido empezar la bici. Todo me da vueltas, pero esta vez no entra en mis planes el abandono. Pienso en salir muy suave y encontrar un ritmo cómodo sin pensar en nada más.

A los pocos minutos me voy sintiendo mejor, veo que los vatios van saliendo, que voy adelantando a gente y eso me motiva cada vez más. Al ver al contrincante a lo lejos aprieto y las piernas empiezan a responder. Me asusta el hecho de tener el estómago cerrado y no poder comer, aunque al pensar en comida me vienen arcadas, así que pruebo geles y mi cuerpo los va tolerando aunque me resultan muy pesados.

“Estás aquí porque quieres” era la respuesta de mi hermano a mis pucheritos

Consigo hacer 3h30m al ritmo previsto, he recuperado 10 posiciones pero queda la peor parte, 45km de puerto hasta el volcán, que se me iban a hacer eternos al estar muy vacío y sin fuerzas. Intento marcar un ritmo constante aunque bastante inferior al previsto y haciendo pucheritos cada vez que me encuentro con mi hermano, el cual obviamente, no me hacía ni caso y me respondía “Estás aquí porque quieres”.

Llegamos a Volcano en 9h39m en el puesto 14º de la general, hemos mejorado algo aunque 1h30m más de lo que había previsto en un inicio. Se me escapaban todas las opciones de hacer un buen papel, solo podía pensar en recuperar lo mejor posible para intentar apretar los dos días restantes.

Día 2: 280km bici con 2.220m de desnivel

Como es habitual, el día empieza con tormenta y hay previsión de fuerte viento acompañado de lluvia para todo el día, vamos, el escenario perfecto para rodar con la bici :-)

6:30am Pistoletazo de salida. Intento estar en el primer grupo pero es increíble el ritmo que marcan con la carretera mojada y la tormenta que nos cae, quedan muchos kms por delante y tampoco hay que arriesgar tanto, así que yo a lo mío.

UM_Hawaii-5

Me siento muy bien, la verdad es que estas carreteras son preciosas para ir en bici, así que intento distraerme y disfrutar de los maravillosos paisajes. Sigo a lo mío rodando en un grupo de 3, obviamente respetando los 10 metros ya que aquí los jueces son muy estrictos con este tema. Entramos en una zona de rápidos llanos y me quedo un poco atrás, pero no pasa nada, los últimos 100km son con desnivel y sabía que tenía posibilidades de volverlos a coger.

Paso el km 180 en 5h15m, 5 minutos más lento que hace dos años, pero con muy buenas sensaciones que al fin y al cabo es lo importante. Me siento fuerte y con ganas de seguir apretando, me veo capaz de cogerlos. De nuevo acompañado por la lluvia y el viento que siguen azotando pero ya nada importa.

Llegando a Waimea nos queda el puerto final, 15 kms duros de verdad, y con vientos de 50-70km/h que un par de veces me mandaron del arcén al carril de dirección contraria, algo bastante peligroso ya que hay tráfico. Intento aprovechar las zonas de viento a favor para recuperar y apretar los dientes en las de viento en contra.

Consigo enganchar a dos participantes a pocos metros de la cima, me pongo 8º de la etapa. Ya solo quedaba lidiar con el viento en el descenso y los últimos 5kms de llano. Pero la vida está llena de sorpresas y a 3km del final obtengo un último regalo, pincho la rueda delantera, la intento cambiar  lo más rápido posible, pero me adelantan los dos participantes a los que había adelantado anteriormente. Finalizo en 10ª posición del día y recupero un puesto en la general.

UM_Hawaii-6

Fue un día muy duro para todos, en especial para Christian (USA) y Scott (Canadá), ambos tuvieron graves accidentes con la bici. Christian con un balance de 6 costillas y clavícula rota y Scott con traumatismo craneal, clavícula y muñeca rotas, magulladuras y moratones por todo el cuerpo, una pena la verdad.

Día 3: Doble maratón, 85km corriendo

Tenía ganas de revancha con esta etapa, hace dos años me lo hizo pasar muy mal, la había preparado a consciencia este año. Carles Tur, mi entrenador, me había pedido por activa y por pasiva que controlara los ritmos y no me dejara llevar por la emoción, que fuera conservador.

6:00am Salimos de Hawii en dirección a Kailua, 85km por delante corriendo por el mismo circuito que la vuelta de la bici del IRONMAN. Sabía que tenía que hacer un tiempazo si queria finalizar entre los diez primeros.

UM_Hawaii-7

Una salida espectacular, los primeros salen como cohetes, pero esa no era mi guerra. Busco mi ritmo de confort, sin pasarme, disfrutando de la salida del sol y de las perciosas vistas. Me siento bien, los kms van pasando y voy adelantado a otros competidores. Mi asistencia va parando cada kilómetro y medio para avituallarme. Sin darme cuenta llegamos a la primera media maratón, y hasta el momento solo tomando agua y naranjas.

Seguimos avanzando a ritmo constante, añadimos algún gel y alguna compota de bebé de frutas, y llegamos a  la primera maratón en 3h44m en 9º puesto. El objetivo era pasar en 3h45m así que lo habíamos cumplido, lo que hace que me crezca, me sienta fuerte y con las pilas a tope.

Llegaba el momento del trabajo duro, el calor empezaba a ser muy fuerte y los constantes toboganes empezaban a castigar mis piernas. Empiezo trabajando la cabeza, fraccionando la carrera en segmentos de 5km, que es como más me gusta correr, de 5km en 5km.

Y mi hermano me grita: ¿¿¿Ya estamos otra vez??? ¡¡¡No te he dado permiso para andar, así que corre!!!

Paso el km 45, 50, 55 controlando bien la hidratación y sigo con las naranjas y algún gel, incluso adelanto a un participante, pero llegando al km 60 es cuando empiezo a sentir que el calor acumulado me está matando. Bajo un poco el ritmo, incluso en los avituallamiento camino más de la cuenta y en una de las subidas se para el motor de golpe y empiezo andar, aunque son escasos 300 metros mi hermano me grita “¿¿¿Ya estamos otra vez??? ¡¡¡No te he dado permiso para andar, así que corre!!!”. No tocaba otra que volver a correr, bueno más bien a trotar, hasta que veo a lo lejos la señal de la tercera media maratón, la paso en 5h55m, no me podía relajar si quería bajar de 8h.

Intento volver a los ritmos del principio y lo consigo, sigo segmentando tramos, sigo restando hacia la meta, me siento fuerte, aunque los cuádriceps se quejan de lo lindo. No me doy tregua, últimos 10kms y sigo corriendo a buen ritmo y es en ese instante cuando Tim (quien me hizo de kayak) esta plantado en medio de la Quenn K con un cartel de ánimo, todo un detalle, que me llena de motivación y me hace subir un poco el ritmo. Los últimos kilómetros antes del giro a meta se me hacen eternos, pero no me achico y sigo sufriendo, aunque cada vez el dolor de piernas es mayor.

UM_Hawaii-8

A 1km de meta uno ya se olvida de todo y la adrenalina te hace volar, no me doy ni cuenta y estoy corriendo a un ritmo de 4min/km, quizás no hace falta pasarse, pienso. Miro el reloj y veo que puedo estar por debajo de las 7h50m así que apreto, ya no me va de aquí y me dejo lo poco que me queda de energía.

Finalizo con un tiempo de 7h49m, muy contento y cuenta saldada. Al final solo pude recuperar un puesto en la general, el nivel este año ha sido muy alto, así que finalizo en 12ª posición.

UM_Hawaii-9

La sensación al entrar en meta es brutal, ya tenía mi 4º ULTRAMAN que tanto me había costado este año. Ahora era momento de un buen masaje, una merecida y necesaria ducha, comer algo y esperar a que todos los otros llegaran. Es tradición esperar hasta que llega el último para recibirlo.

A la pregunta de si voy a volver en 2016, ¡la respuesta es sí!, me ha vuelto a quedar algo pendiente que no me puedo guardar dentro :-)

Galería de imágenes

 

Toni Marsal

Economista. Deportista de Ultradistancia. WITL Team Rider. Ultraman - Ironman - Marathon des Sables - Titan Desert - Isostar Desert Marathon...

Lee otros artículos escritos por .

Otros artículos

Escribe tu comentario. Por favor, se constructivo y educado. Gracias.